No es un debate nuevo pero sí una reflexión obligada en cada inicio de curso. Móviles en el aula, ¿sí o no? La discrepancia bascula entre la tecnología y la adicción, las puertas al campo y la protección del menor, la adaptación al medio y la defensa de las esencias educativas. España llegó a plantearse vetar el teléfono en las escuelas como ya hizo Francia hace un año, pero la cosa no pasó de unas cuantas tertulias matinales. Una reciente encuesta del GESOP revela ahora un claro apoyo social a la prohibición, de un 86%. Muchos expertos, sin embargo, y también el Govern, opinan todo lo contrario, que es una herramienta válida si se sabe domesticar, si se le ponen límites. Porque hay mucho que analizar, ya que no solo se trata de permitirlo o no, sino de qué uso se le va a dar, en qué asignaturas, en qué espacios al margen del pupitre, durante cuánto tiempo… Hay un dato induscutible: en Catalunya, el porcentaje de menores de entre 10 y 15 años que disponen de móvil ha pasado del 57,8% al 71,8%, según datos del Idescat.

Llegir-ne més.

Els comentaris estan tancats.