Maite Gutiérrez

Los alumnos de ESO y bachillerato que acaben el curso con materias suspendidas tendrán deberes obligatorios en verano a partir del año que viene. El Departament d´Ensenyament ha incluido esta medida en las instrucciones para el curso 2011-2012, siguiendo el modelo de los deberes de verano para los estudiantes que hayan ido mal en la evaluación de sexto de primaria.

Muchos institutos ya encargan trabajo para las vacaciones a los alumnos que lo necesitan. “Ahora intentamos extender esta fórmula e impulsarla en todos los centros de secundaria, conectándola con la vuelta de los exámenes de septiembre”, explica Teresa Pijoan, directora general de ESO y Bachillerato. Ensenyament ha recuperado los exámenes de septiembre, que los centros empezarán a aplicar en el 2012. Los alumnos de 1. º , 2. º y 3. º de ESO y 1. º de Bachillerato con asignaturas pendientes para septiembre realizarán una serie de ejercicios previamente y los entregarán a su profesor antes de hacer las pruebas de recuperación. El profesor tendrá en cuenta estos deberes para poner la nota final. De esta manera “respetamos el espíritu de la evaluación continua, pero también introducimos el valor del esfuerzo entre los estudiantes, que sean conscientes de que tienen que trabajar durante las vacaciones para conseguir aprobar”, señala Pijoan.

Uno de los riesgos de la reintroducción de los exámenes de septiembre es precisamente la larga pausa del verano, que los alumnos no hagan nada por aprobar. De esta manera, Ensenyament corrige parte del problema: servirá para los alumnos que no se han esforzado lo suficiente, pero no tanto para los que arrastran grandes déficits y no entienden los contenidos.

Otra novedad en la ESO el próximo curso llega con la evaluación de 4. º . Con objetivo similar a las de primaria, las pruebas estaban programadas para este año, pero Ensenyament las pospuso. Los centros ya tienen los modelos de exámenes que ha diseñado el Consell d´Avaluació – se pueden consultar en su web-.Las pruebas de castellano y catalán constan de tres textos cada una, con preguntas de comprensión, la mayoría sobre la información que dan los fragmentos. Además los alumnos deberán escribir tres redacciones. La prueba de matemáticas incluye ecuaciones, problemas de estadística, dimensiones y formas. La de inglés incluye un diálogo y un listening.

Els comentaris estan tancats.